Carta de Auristela a Pancracio


 
Querido Pancracio:

Te escribo ahora porque esta semana pasada no tuve tiempo hacerlo. poco te escribo ayer, pero no lo hice. Te diré que el sábado pasado yo estaba caminando el centro comercial y, como ya estaba allí, decidí entrar a la librería. Cuando entré, poco me caigo al tropezar con un niño que salió corriendo. ¡Menos mal que no me caí! Me hubiera dado mucha vergüenza haberme caído en público. En fin, entré y compré un libro ti. El libro fue escrito Rigoberta Menchú y creo que te va a gustar. Le di un vistazo, pero yo no creo que esté escrito personas como yo que se deprimen tan rápido. Ya sé que mucha gente, es un libro excelente pero prefiero no leerlo. Espero que te guste. Recibe un abrazo de tu amiga,

Auristela