Descubrimiento de una Pequena Potizaen la Cueva de Chicho
Provincia La Altagracia, Republica Dominicana

Informe Preliminar de Campo

El reportaje en Ingles

John Foster, Charles Beeker, Geoffrey Conrad, Lynn Uhls, Mark Brauner,
Robert Green, Randalyn Raj, Cara Trautman, and Christopher Gonso





Introduccion

Cerca de la pequena comunidad costera de Bayahibe, provincia La Altagracia, hay un complejo de manatiales subterraneos que sirven como fuentes de agua potable para la zona local (Figura 1). Llamados en conjunto Padre Nuestro, aquellos manatiales revelan mucha evidencia de uso por la cultura antigua de los Tainos. Bastante teistos precolombinos se encuentran al fondo de las lagunillas de agua dulce dentro de estas cavernas, las cuales son de formacion pleistocenica en la topografia carsitica de la region. Este informe describe el descubrimiento en el sitio denominado Cueva de Chicho de un jarro intacto de la forma Potiza. Se espera que la informacion presentada sera util para investigadores sobre la edad, distribucion e intacto de la forma potiza.

Este informe es parte de las investigaciones que se estan realizando por la Universidad de Indiana, en colaboracion con el Patronato Rector del Parque Nacional del Este y la Universidad Catolica Santo Domingo. En cooperacion con nuestros colegas dominicanos, y a solicitud del patronato, estamos tomando a nuestro cargo una evaluacion de los sitios arqueologicos e historicos del Parque Nacional del Este. Los propositos de este trabajo son: 1) aumentar la informacion sobre los recursos del parque, 2) determinar el estado de conservacion de los recursos y su conveniencia para usos apropiados, y 3) preparar materiales educativos para el publico interesado.

Entre los importantes sitios arqueologicos ya conocidos dentro del parque es el Manatial de la Aleta. Recientemente se describio esta caverna honda y subterranea (Foster y Beeker, s.f.). Una variedad de vasijas ceramicas, artefactos de madera, y envases de higuero se han observado a profundidades de 36 hasta 54 m. A partir de su estilo y dos fechas radiocarbonicas, los artefactos pertenecen a una epoca desde aproximadamente 110 d.c. hasta el periodo de la conquista espanola. Se sugiere que ofrendas rituales se depositaban por una abertura estrecha en la capa calcarea de la caverna, y que los restos arqueologicos reflejan aquella actividad ceremonial.

Materiales recuperados de otros manantiales cercanos puedan sirvir como datos comparativos y as pueden ayudar la interpretacin de los hallazgos de La Aleta. En tiempos antiguos, se hacan otras actividades a La Aleta, adems de la recolecin de agua? Para intender la funcin de un sitio, lo necesario es una comparacin de su contenido total con los contenidos totales de otros sitios. Este esfuerza comparativo nos diriji a la Cueva de Chicho. Sin duda era una de las fuentes de agua potable ms importantes para grupos tanos en la rea de Bayahibe y la actual zona noreste del Parque Nacional del Este.

La Cueva de Chicho

La Cueva de Chicho es una de las cuatro cavernas con manatiales que forman el conjunto Parde Nuestro. Los manatiales subterrneos adyacentes se llaman Papa Miguel, El Toro, y Padre Nuestro. Se ubican en una planicie calcrea, 3.4 km al este de Bayahibe y 3.6 km al noreste del Club Dominicus Beach (Figura 1). El substrato de caliza es bastante fracturado y se ha roto en bloques puntiagudos y angulares. La disolucin producida por la percolacin de agua tambin ha dado forma al terreno. Muchos huecos superficiales agujerean la caliza, hicindolo difcil pasar a pie pero permitiendo que la percolacin de lluvia llegue a un acufero poco profundo. Este ro escondido es accesible por cenotes grandes o cavernas, donde uno puede penetrar hasta una profundidad de aproximadamente 30 m debajo de la superficie. La temperatura del agua es 24.5 grados C, o sea 76 grados F.

A la Cueva de Chicho se entra por un cenote poco profundido extendiendo al norte (Figura 2). Un declive precipitoso por piedras fracturas de acceso a una cueva subterrnea grande que mide unos 30 m de ancho y 20 m de altura. Una colonia de mucilagos vive en el techo de la caverna. Al lado sur, un grupo de estalactitas se extiende de la pendiente del techo a una lagunilla de agua dulce y clara como cristal.

Los pobladores antiguos de la zona visitaban la cueva en busca de agua, y tenan suerte. Una roca grande se encuentra encima de una superficie plana y horizontal a la margen del agua. Para el prepsito de recolectar agua, es un lugar ideal. Entre las piedras debajo de este repisa, a una profundidad de 8.0 a 9.5 m, se encuentran bastantes teistos prehistricos, evidencia de la rotura acidental de vasijas indgenas en el pasado.

Al caer en la lagunilla, los artifactos se hundieron al fondo de la cueva, que se forma por un substrato rocoso. No hay ni acumulacin de sedimento ni capa de humus. El fondo se compone de piedras y cascajos de caliza fracturada. Las piedras forman brechas en las cuales se han fijado los tiestos.

Chicho Images

Reconocimiento Arqueologico en la Cueva de Chicho por Medio de Buceo

En el 25 de mayo de 1997 se hizo un reconocimiento breve del manantial de la Cueva de Chicho. Primero, el sitio se observ desde la superficie, y despus se hizo una serie de buceos breves con aparatos SCUBA. El reconocimiento tom la forma de una inspeccin corta del fondo del manantial, debajo de la repisa, donde se encuentran los tiestos. No intentamos una exmen sistemtico de toda la lagunilla; sin embargo, fue posible inspeccionar minuciosamente el sector donde hay la mayor concentracin de tiestos (Figura 2). Al comienzo no pensbamos recoger artefactos, sino examniar los teistos y dejarlos in situ. Sin enbargo, durante un buceo breve debajo de la repisa, se encontr un artefacto entero e importante, a la profundidad de 8 m.

La Potiza Intacta

En un brecha pequea debajo de rocas ms grandes se encontr un cntaro intacto (Figura 2). Estaba fijado en un hueco entre las rocas y estaba cubierto por rocas cadas. La brecha se ubica unos 1.3 m encima del fondo. Puesto que la atencin del buceador normalmente se fija en el fondo, donde hay la mayor concentracin de tiestos, la vasija no fue descubierto anteriormente. John Foster encontr el cntaro; estaba mirando hacia arriba y por dentro de la abetura pequea de la brecha. Al sacar unas pequeas piedras, la vasija se hizo accesible.

La vasija es un ejemplar de la forma tana conocida como potiza. El cuerpo de la vasija tiene la forma de un corazn, con base plana, perfil oblongo, y cuello en forma flica. La decoracin es incisa, punzonada, y aplicada. La altura de la potiza es 24 cm, y su anchura maxima es 18 cm en el cuerpo (Figuras 3, 4, 5). El volumen interior corresponde a 2 litros.

La textura vara; es muy compacta y suave a la base pero ms burda en la zona del cuello. El color es ocre rojizo; en los hombros hay manchas de color gris y negro producidas por la coccin en el proceso de factura. En algunos sectores hay restos de un alisamiento de color ocre rojizo.

La abetura de la boca mide 2 cm. Alrededor del cuello hay una banda decorativa en relieve, con disenos incisos y punteados (Figura 6). Los motivos son dos disenos circulares concentricos que se alternan con un diseno doble en forma de pares de ovalos superpuestos. Las lineas incisas terminan en puntos punzonados. Encima de la banda hay un filete aplicado con decoracion irregular punzonada por una.

La vasija ha sobrevivido su sumersion y es muy bien conservada. Despues de mas de 500 anos todavia puede contener agua sin gotear.

Conclusion

Este informe describe la recuperacion y condicion de un potiza intacta, encontrada en la Cueva de Chicho cerca de Bayahibe. La potiza es muy similar a algunas potizas de tamano y estilo comparables en la coleccion del Museo Arqueologico Regional Altos de Chavon. Faltan las decoraciones en forma de pezones y areolas que caracterizan unos ejemplares. Sin embargo, el cuello falico, la banda decorativa en relieve, y la forma general son tipicos.

Estamos encomendando la vasija al Patronato Rector del Parque Nacional del Este para que pueda transmitir la potiza al repositorio publico mas apropiado en la Republica Dominicana. Nosotros, los autores de este informe, somos muy agradecidos por la oportunidad de estudiar la arqueologia dominicana y esperamos que la recupercaion de esta potiza ayudara a nuestros colegas en sus investigaciones sobre la cultura taina.

Obra Citada

Foster, John W., y Charles D. Beeker s.f. An initial archaeological reconnaissance of Manatial de la Aleta, East National Park, Dominican Republic. Underwater Archaeology. En prensa